Image courtesy of Dreamstime

Polémica Sobre Grama Artificial en Copa Mundial Femenina de Futbol

June 9, 2015
Categories: 

La Copa Mundial Femenina de la FIFA empezó este fin de semana en Canadá con partidos emocionantes, pero las condiciones de los seis campos han dejado a muchas de las jugadoras frustradas. 

Aunque las mujeres que están participando en el torneo son las mejores jugadoras de futbol a nivel mundial, hay alegaciones que no están jugando bajo condiciones parejas comparadas con la Copa Mundial de Futbol (adonde todos los jugadores son hombres).

En vez de jugar en campos de grama, como los hombres, las mujeres de la FIFA han tenido que jugar en césped artificial. 

Aunque la temperatura en Edmonton, Canadá estaba estable a 75 grados Fahrenheit, la grama artificial del campo de futbol llegó hasta 120 grados Fahrenheit. El césped artificial es hecho de goma y plástico, y su temperatura puede subir a hasta 170 grados Fahrenheit. 

El calor del césped sube, causando radiación de calor que cansa a las personas en el campo más rápidamente que la grama natural. 

Adicionalmente, caídas en grama artificial causan lesiones y raspaduras sangrantes, algo que no ocurre con tanta frecuencia en la grama natural. 

Abby Wambach, la capitana de la selección femenina de los Estados Unidos, dijo “el fútbol se juega diferente en la grama artificial, no sólo por el temor de una lesión, sino porque es una superficie totalmente distinta… En la FIFA hay una discriminación de género al obligarnos a jugar en una cancha que tiene una superficie de segunda clase.” 

Bojan Žorić, uno de los médicos del equipo de la selección femenina de los Estados Unidos dice que el problema con jugar en césped artificial es que, porque el cuerpo se cansa más que en grama natural, se tarda más en recuperarse y sanarse.  

Delantera Sydney Leroux compartió una foto de sus piernas heridas y raspadas en el 2013 con un mensaje que dice “¡esto es porqué el futbol debería de ser jugado en grama!” 

La FIFA y los representantes de los estadios canadienses dicen que la razón por el césped artificial es porque el clima de Canadá es demasiado frio para tener grama natural, pero Wambach dice que es discriminación de género porque la Copa Mundial de los hombres nunca ha sido jugada en campos de césped artificial. “¿Por qué nos están haciendo jugar en grama artificial? Es porque es conveniente y fácil… y eso no es justo.”