Joaquin "El Chapo" Guzman in handcuffs

Image courtesy of SIPA USA

Ex Teniente de El Chapo Describe Estilo de Vida del Narcotraficante

November 28, 2018

El juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán ya empezó en Nueva York, y como parte del juicio, un ex teniente del narcotraficante mexicano reveló el estilo de vida lujoso de Guzmán.

Martínez informó que había escuchado a “El Chapo” ordenar asesinatos, e indicó que Guzmán le dijo “o TU mamá va a llorar o SU mamá va a llorar.”

Además, Martínez contó que en los 1990s el cartel tuvo una “explosión de cocaína” y que eso causó un cambio de vida grande para Guzmán y sus asociados.

Según Martínez, “El Chapo” tenía:

-Una pistola con sus iniciales en diamantes

-Varios aviones privados

- Una casa en cada playa, incluyendo una casa en Acapulco valorada a $10 millones

-Una casa en Guadalajara que tenía un zoológico con tigres, leones, panteras, venados, y un tren

-Máquinas para hacer pasaportes, visas estadounidenses, y tarjetas de identificación, las cuales usaba para viajar a todas partes del mundo

Martínez indicó que “El Chapo” viajaba frecuentemente, incluyendo a Brasil, Argentina, Aruba, toda Europa, Japón, Hong Kong, Tailandia, Perú, Cuba, Colombia, Panamá, y Suiza, donde supuestamente fue a “una clínica donde te ponen células dentro de ti para que te quedes joven.”

Supuestamente a Guzmán le gustaban los narcocorridos, y pagaba entre $200 y $500,000 para que fueran escritos específicamente sobre él.

Según Martínez, parte de su trabajo como teniente de “El Chapo” era depositar entre $8 y $9 millones en el sistema bancario de México todos los meses. Ponían entre $8 a $10 millones en cada avión de “El Chapo” en Tijuana y los volaban a la Ciudad de México.

Parte de ese dinero era usado para hacer pagos, comprar propiedades, y proveer para las “4 o 5 mujeres” de Guzmán, además de todos los miembros del cartel. Martínez contó que, para evitar problemas con los bancos, les decía que trabajaba como exportador de tomates, y empezó a pagarle a empleados de los bancos.

Según el testimonio de Martínez, a “El Chapo” le gustaba dar regalos, incluyendo relojes Rolex de diamantes, y un año les regaló 50 carros valorados a entre $30 y $35 mil cada uno a sus empleados.

Martínez, quien fue arrestado en 1998, dijo que Guzmán viajaba con entre 20 y 25 pistoleros, pero que cerca de 100 trabajan para el cartel, y que frecuentemente recibían regalos de cocaína.

Aunque el cartel importó entre 5 a 10 toneladas de marihuana a los Estados Unidos mientras Martínez trabajó para Guzmán, dijo en su testimonio que porque un kilo de marihuana se vendía a $2,000 y un kilo de cocaína se vendía a $15,000, el cartel se enfocó en la cocaína.

Para importar cocaína a los Estados Unidos, escondían la droga en latas de comida, y las escondían en camiones entre latas normales llenas de comida. Este método fue usado para transportar entre 25 y 30 toneladas de cocaína, con ingresos de entre $400 a $500 millones al año.

Martínez también compartió que Guzmán supuestamente escuchaba las conversaciones telefónicas de sus socios, y los grababa con micrófonos colocados en bolígrafos y calculadoras porque quería “saber lo que todos pensaban.”

Cuando Guzmán fue arrestado inicialmente en 1993, el cartel le pagó entre $30 a 40 mil al mes a alguien con conexiones a la prisión, y que Guzmán podía obtener lo que quería, incluyendo un teléfono celular, comida especial, ropa y zapatos, y que lo dejaban ver a sus mujeres e cultivar “relaciones íntimas” con ellas.

 

Sigue El Zol 107.9 por Twitter e Instagram
 

Tags: