Image courtesy of Dreamstime

Como Hablar Con Niños Sobre el Terrorismo

November 18, 2015

Después de los ataques terroristas que ocurrieron en Francia la semana pasada, muchos padres a través del mundo están en una situación difícil con sus hijos. 

Los niños tienen preguntas sobre lo que está pasando en el mundo, pero determinar cuanta información puedes compartir con ellos sin asustarlos o traumarlos no es fácil. 

Steven Berkowitz, un psiquiatra que se especializa en la psiquiatría de niños y adolescentes en  la Universidad de Pennsylvania tiene estos consejos" 


Lo que si deberías hacer:

Si un niño menor de seis años de edad sabe de los ataques, dile que es algo de adultos, y que los adultos se encargarán de todo. A esa edad, lo más importante es reafirmar que el niño no está en peligro.

Con niños mayores, lee o mira las noticias con el niño y pregúntale que piensa. En vez de hacer preguntas de “sí o no,” haz preguntas abiertas para que tenga una oportunidad de expresarse. 

Si tienes adolescentes y no quieren comunicarse, pregúntales lo que están diciendo sus amigos o los otros estudiantes en la escuela. Para los adolescentes, expresar lo que están haciendo los demás es más fácil que compartir como se sienten ellos mismos, pero todavía tendrás una idea de cómo están procesando las noticias. 

Explica que aunque vemos en las noticias que estas cosas están ocurriendo, la realidad es que no son comunes. 

Para los niños pequeños que quieren saber por qué hay personas que están realizando ataques terroristas, explica que hay personas en el mundo que hacen cosas malas y que desafortunadamente no hay una buena respuesta para esa pregunta. 


Lo que no deberías hacer: 

No dejes que niños menores de seis años de edad miren las noticias de ataques o violencia. Los noticieros repiten las mismas imágenes, y los niños pueden pensar que está ocurriendo otra vez. 

No le pases tu ansiedad a un niño- si tienes miedo o te sientes ansioso, habla con otros adultos. Los niños no tienen la madurez necesaria para apoyarte sin ser afectados. 

No les des una respuesta si tú no la crees. No es malo o equivocado decir que todos están tristes por lo que pasó, y no es un error admitir que es difícil entender cómo pudo haber pasado. Es muy importante ser honesto con los niños, pero sin proyectar tus miedos en ellos. 

No te preocupes si no reaccionan con la misma intensidad que los adultos. Puede ser que no entienden completamente, o que han sido expuestos a violencia o tragedia por las noticias o televisión anteriormente y porque están desensibilizados, no sienten el mismo golpe. No significa que no son afectados, simplemente que no los afecta como te afecta a tí.

 

Tags: