Este martes el gobierno de Donald Trump difundió una serie de nuevas directrices del Departamento de Seguridad Nacional para realizar varias órdenes ejecutivas sobre la inmigración.

Bajo la administración de Barack Obama, inmigrantes indocumentados quienes habían sido condenados por crímenes serios eran la prioridad para las deportaciones.

Ahora, agentes de inmigración han sido dirigidos a enfocarse en personas indocumentadas que han sido declaradas culpable de cualquier ofensa criminal. Eso incluye personas declaradas culpables de fraude en frente del gobierno, y personas que “han abusado de cualquier programa relacionado con el recibimiento de beneficios públicos.”

Personas que, si detenidas por agentes de inmigración, fueran liberadas después de una determinación por el DHS: ciudadanos de los Estados Unidos, nacionales de los Estados Unidos (personas que nacieron en Samoa Americana o Swains Island, o que nacieron afuera de los Estados Unidos, pero son hijos de uno o dos estadounidenses), residentes permanentes, refugiados, asilados, personas que están bajo protección temporada, o que tienen “un estado migratorio valido.”

Los “dreamers,” o inmigrantes indocumentados que entraron a los Estados Unidos cuando eran menores de edad y que están protegidos bajo la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, no serán afectados. El programa de DACA no será cambiado.

El pólice también expandirá deportaciones aceleradas- anteriormente las deportaciones aceleradas solo eran usadas a menos de 100 millas de la frontera para personas que habían estado en los Estados Unidos por menos de 14 días. Ahora podrán ser implementadas en todos los Estados Unidos para personas que han estado en el país por hasta dos años.

El Departamento de Seguridad Nacional ha sido dirigido a contratar 10,000 nuevos agentes de inmigración, expandir el número de centros de detención, y revivir un programa de reclutar agentes de policía para ayudar con deportaciones.

Este programa enfrenta resistencia de ciudades santuario, donde agentes de policía niegan ayudarle al gobierno federal en redadas de personas indocumentadas.

El plan también busca mandar inmigrantes indocumentados de Centroamérica a México, pero esto tuviera que ser implementado con la colaboración del gobierno mexicano.

Oficiales del Departamento de Seguridad Nacional, hablando con Reuters anónimamente, han indicado que muchas de las instrucciones del plan no pueden ser implementadas inmediatamente, debido a que dependen en el Congreso, un periodo de comentario público, o negociaciones con otros países.

Sigue a El Zol 107.9 por Twitter y Instagram.

Comments

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

More From El Zol 107.9

Videos
Programas

Listen Live